Un proyecto implementado en la Central Hidroeléctrica Jirau es responsable por garantizar el uso de madera de manejo forestal sostenible en obras estratégicas de la Construtora Camargo Corrêa. La reducción de impactos ambientales, el estímulo la reforestación y el consumo racional de insumos, así como la actuación en la cadena de valor, están entre los compromisos que integran la Agenda Climática firmada por el Grupo Camargo Corrêa.

Una serie de medidas fue adoptada para que la madera utilizada por la constructora tenga origen legal. La principal de ellas fue identificar proveedores calificados. Además de exigir una lista de documentos, el proyecto tomó en cuenta las prácticas laborales y la cadena de abastecimiento de los proveedores seleccionados, que recibieron orientación para adecuarse a los requisitos y fueron incluidos en el programa “Alianzas para la Sostenibilidad”.

Como resultado del proyecto, también fueron identificados nuevos tipos de madera adecuados a las actividades de la construcción civil, evitando la extracción de apenas algunas especies, como el Cedro, y tornando más eficaz los procesos de manejo sostenible y reforestación.

La iniciativa permitió incluso una economía de 3,5% en los gastos con la compra de madera legal y sostenible en el primer año de contrato con los proveedores, indicando que es posible sumar esfuerzos y alcanzar costos competitivos para los insumos de manejo sostenibles.

Actualmente, el proyecto está en práctica en áreas estratégicas de la Construtora Camargo Corrêa en Pará, Maranhão y Rondônia, donde es conducido en alianza con el TFT - The Forest Trust, institución de reconocimiento mundial en el área de conservación de florestas para desarrollo y monitoreo de proveedores sostenibles.